Un suplemento de EL MUNDO  Un servicio de 
 DIRECTORIO   Domingo 16 de noviembre de 2003, número 312
Portada
Números Anteriores
 OTROS SUPLEMENTOS
Magazine
Crónica
El Cultural
Su Vivienda
Nueva Economía
Motor
Viajes
Salud
Ariadna
La Luna
Aula
Campus
 OTROS MUNDOS
elmundo.es
elmundodinero
elmundolibro
elmundoviajes
elmundodeporte
elmundosalud
elmundovino
elmundomotor
Emisión Digital
Metrópoli
Expansión&Empleo
Navegante
elmundo universidad
mundofree
elmundo personal
elmundomóvil
 
Haz Click Aquí
ANIVERSARIO
Medio siglo impulsando la industria deL automóvil
50 AÑOS DEL SEAT 1400. Cinco décadas después de que saliera el primer vehículo de su cadena de montaje, Seat ha vendido 14 millones de unidades y ha protagonizado parte de la historia empresarial y social de España.
JOSÉ LUIS CANO
FUTURO. Seat pretende que el monovolumen compacto Altea se convierta en el tercer pilar básico de la compañía, junto con los modelos Ibiza y León.
   

El 13 de noviembre de 1953 Barcelona protagonizó una etapa importante en la historia del automóvil en España. Por aquel entonces, alrededor de 900 personas crearon con sus manos y con la ayuda de la cadena de montaje el primer vehículo de Seat, el modelo 1400. El pasado jueves 13 de noviembre, después de 50 años, una representación de estos trabajadores –ahora jubilados– volvió a cruzar el umbral de la factoría para celebrar junto con el presidente de Seat, Andreas Schleef, este medio siglo de vida sobre ruedas.

Tres años antes de nacer el primer 1400, el 9 de mayo de 1950, representantes del Instituto Nacional de Industria (INI), de cinco grandes bancos españoles y de la empresa automovilística Fiat se daban cita en el despacho de un notario para firmar la escritura pública que constituía la Sociedad Española de Automóviles de Turismo, S.A. (SEAT). Era el inicio de una compañía que llegó a ser declarada de interés nacional por Franco, ya que su misión era impulsar la industria automovilística. Precisamente fue el entonces jefe de Estado, en junio de 1953, el que inauguró la primera factoría de la marca, situada en la Zona Franca de Barcelona.

Pocos meses después el sueño de los fundadores de Seat se vio materializado tras cruzar la línea de montaje un 1400 de color negro con la matrícula B-87223. Se trataba del primer coche de la compañía. El Seat 1400 era una berlina de tres cuerpos y cuatro puertas que incorporaba un motor de 1395 centímetros cúbicos, capaz de rendir 44 caballos de potencia. Esta mecánica le permitía alcanzar una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora con un consumo medio de 10,5 litros cada 100 kilómetros.

El nacimiento del 1400 surgió tras el interés despertado por utilizar vehículos de fabricación nacional como coches oficiales y también para dar respuesta a la demanda de una clase alta que requería un vehículo como transporte privado. Pero sin duda, el mayor acierto de Seat llegó de la mano del 600. Los inicios de este popular utilitario se remontan al Salón de Ginebra de 1955.

En esta edición de la muestra automovilística, Fiat presentaba el modelo 600 como respuesta a la tendencia europea iniciada con Volkswagen de desarrollar modelos populares y económicos, idóneos para la austeridad que se vivía en el viejo continente los diez años siguientes al final de la IIGuerra Mundial. En 1957 Seat comenzaba a fabricar en la Zona Franca de Barcelona su propio 600, réplica exacta del presentado por Fiat dos años antes, con la intención de ofrecer un vehículo que estuviera al alcance de casi todos los españoles.

Este popular utilitario de cuatro plazas y 600 kilos de peso, que incorporó inicialmente un motor de 600 centímetros cúbicos, fue un éxito de ventas propiciado por el desarrollo de la sociedad española en la década de los 60. El 600, junto con otros modelos, llevó a Seat a comunicar en 1968 que su producción había alcanzado la cifra de un millón de unidades.

Tras el 1400 y el 600, llegaron el 1500, el 850, el 124 y el 1430. Todos estos modelos incrementaron la productividad de la fábrica de la Zona Franca de Barcelona. En 1973, Seat toma la decisión de dejar de fabricar el anticuado 600, del que se habían construido 800.000 unidades.

Llega Volkswagen

Los 80 fueron para la marca española una década importante en la que se colocaron los cimientos del futuro. Tras la salida de Fiat del accionariado y los posteriores momentos de incertidumbre, en 1986 Volkswagen adquiere el 75% de las acciones de Seat. Esta consolidación empresarial se fortaleció con el inicio de la construcción de la fábrica de Martorell en 1989 que fue inaugurada cuatro años más tarde. Así, la producción pasaba de la Zona Franca a Martorell, con encargos tan importantes como el nuevo Córdoba o una nueva generación del Ibiza, el modelo más vendido de la marca con cerca de tres millones de unidades.

En 1996, Seat se iniciaba en un nuevo segmento, el de los monovolúmenes, con el Alhambra, para un año más tarde presentar el pequeño Arosa. El compacto León nació en 1999 y tras éste llegaron las nuevas generaciones del Ibiza y del Córdoba. Mención especial merecen los prototipos Tango y Salsa.

Tras vender 14 millones de vehículos y bajo la órbita del Grupo VW, Seat es hoy un exponente de deportividad y diseño, dos cualidades que han quedado marcadas en el monovolumen deportivo Altea, el futuro inmediato de la marca.



 
  © Mundinteractivos, S.A. - Política de privacidad
 
  C/ Pradillo, 42. 28002 Madrid. ESPAÑA
Tfno.: (34) 915864800 Fax: (34) 915864848
E-mail: motor@elmundo.es