Historia

SEAT, ayer y hoy

Constituida en el año 1950, SEAT es hoy una empresa española integrada en el grupo Volkswagen que fabrica coches con un diseño mediterráneo, un perfil joven y una avanzada tecnología.

En la actualidad SEAT comercializa ocho gamas de modelos &endash;Alhambra, Arosa, Córdoba, Córdoba Vario, Ibiza, Inca, León y Toledo- y exporta el 65 por ciento de su producción. Sus principales mercados son los europeos, aunque la marca española está presente en más de 60 países de los cinco continentes, con el objetivo de ampliar sus horizontes internacionales.

Una de las prioridades de la empresa es la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) con el fin de ofrecer productos innovadores con la máxima calidad. En su Centro Técnico trabajan a diario unas 2.000 personas en el desarrollo de nuevos modelos. La fábrica de Martorell (Barcelona), inaugurada en el año 1993 por el rey Juan Carlos, está considerada como una de las más eficientes de Europa gracias a sus avanzados sistemas logísticos y a la flexibilidad productiva. A lo largo de 1998 consiguió el mayor ritmo de productividad de toda su historia ya que alcanzó un máximo de 2.250 vehículos/ día, con una media de 60 coches por empleado y año, uno de los mejores promedios europeos.

A finales de 1998 SEAT tenía 14.000 empleados y una red de 3.000 concesionarios repartidos por todo el mundo. El pasado ejercicio la compañía produjo 500.500 unidades, vendió 432.000 vehículos, facturó 827.000 millones de pesetas y obtuvo 24.462 millones de beneficios, lo que ha supuesto nuevos récords en las principales magnitudes económicas.

En diciembre de 1998 inició la comercialización del nuevo Toledo, que supone otro hito importante en la historia de la compañía como símbolo e imagen de una nueva generación de productos que identificará a todos los modelos de la empresa.

En 1999 SEAT lanzó al mercado tres nuevos modelos, el Ibiza y el Córdoba, presentados en el salón del automóvil de Barcelona, y el León, exhibido por primera vez en el salón de Frankfurt. Con este modelo la compañía entra por primera vez en el segmento de los vehículos compactos, el más competitivo del mercado europeo. El SEAT León marca además otro hito en la historia de la empresa, ya que es el primer vehículo de la marca con tracción a las cuatro ruedas, caja de cambios de seis velocidades y una potencia de 180 CV.

SEAT ha presentado también en 1999 su nueva identidad corporativa, con cambio de color tanto en el símbolo como en el logotipo, así como un nuevo grafismo de la "S" que identifica a la marca. El azul da paso al rojo y al plata &endash;o cromo-, colores que transmiten con mayor intensidad los valores de la marca: pasión, deportividad, dinamismo y calidad tecnológica.

A los éxitos comerciales y empresariales también se suman los deportivos. Las tres victorias consecutivas (1996-1997-1998) del Ibiza Kit Car en el mundial de rallies en la categoría de 2 litros y el brillante estreno del Córdoba WRC en la competición de rallies al máximo nivel mundial confirman el potencial ganador de la marca.